Ir al contenido principal

Batch cooking, el método que te lo va a poner más fácil

Tú también has llegado a casa después de un día intenso de trabajo, de ir a buscar a tus hijos a las actividades extraescolares, etc. Y que todo el mundo tenga hambre pero la nevera esté vacía? Para evitar esta situación y olvidarte de las preocupaciones por no saber qué cocinar, te proponemos el método batch cooking.

El batch cooking consiste en preparar diferentes platos o ingredientes para distintos días que serán conservados adecuadamente en la nevera o en el congelador. Con esta técnica podrás dejar preparados gran parte de las comidas de toda la semana en tan sólo unas horas. De esta forma podrás comer saludable, ahorrar dinero y tiempo.

¿Cómo ponerlo en práctica?

• Ante todo, planifica las comidas y haz la lista de la compra priorizando los alimentos de temporada y proximidad. Planificar con antelación permite no tener que estar pensando cada día en el que debemos prepararnos para comer.
• Una vez tengamos la despensa y el frigorífico bien equipados, busca el momento para cocinar de forma concentrada. Puedes destinar un par de horas un día por semana, por ejemplo el domingo por la tarde y así preparar las comidas de los primeros días o incluso de toda la semana.
Empieza con aquellas cocciones que necesitan más tiempo, como por ejemplo el horno o los guisos y aprovecha para elaborar simultáneamente otras preparaciones rápidas como hervir cereales, legumbres o verduras, el vapor o incluso el microondas.
Aprovecha al máximo la capacidad de los electrodomésticos como el horno cocinando distintas elaboraciones al mismo tiempo.
Aprovecha para cocinar algunas raciones de más y así poder congelarlas por otro u otra semana.
Conserva las preparaciones e ingredientes según te convenga. Refrigera o congela cada elaboración por separado y así poder combinarlas en el momento de su consumo. O bien, deja preparados los platos ya completos combinando los distintos tipos de alimentos, listos para calentar y consumir directamente.

De todas formas, recuerda que tampoco hace falta dejarlo todo preparado. Algunas preparaciones más sencillas y rápidas como la plancha es preferible que se hagan en el momento y así mantener las propiedades organolépticas (textura, sabor, aroma…) de los alimentos.

¡Si te parece complicado ponerlo en práctica no te preocupes porque desde el equipo de SOM nutricionista te ayudamos a adaptar tu ritmo de vida a unos hábitos de alimentación saludables! ¡Recuerda que puedes reservar visita con nosotros desde nuestra web www.somnutricionista.com y estaremos encantadas de poder ayudarte!

Calle de Sant Joan Bta. la Salle, nº34, 4t, 17002 pis, Girona